Parador de Guadalupe

En el Parador de Guadalupe disfrutarás de una cocina de la tierra de la que resultan sabrosos platos como la sopa de tomate con uvas, el bacalao monacal, el ajo blanco extremeño, las migas, pollo a lo "Padre Pedro", caza y setas en temporada, caldereta de cordero, pudding de castañas, repápalos con leche y muégado de Guadalupe. Elaboraciones de la cocina tradicional extremeña, con los mejores productos de nuestro entorno, siempre tratando de recuperar y actualizar recetarios de nuestra cocina de siempre.

Te acompañarán vistas a los jardines y a la terraza, y en las noches de verano el sonido del agua con sus acequias y fuentes. También durante los meses estivales servimos agradables cenas y comidas al aire libre, junto a la fuente situada en el patio de los naranjos.

El Parador está especializado en la cultura del queso, como miembro de la ruta del queso de Extremadura, apostando por éste y otros recursos gastronómicos del territorio, morcillas, únicas en España, las migas, el gazpacho en sus distintas variedades, guisos de puchero, patatas guisadas, Torta del Casar, queso de Barros y de Ibores, que se hace con leche de cabra del mismo municipio, de sabor fuerte y consistencia particular. ¿Te animas a probar?

Carta

Carta Marmitia Parador de Guadalupe

Otros menús de este Parador

Menús Marmitia sin gluten otoño 2018