Parador de Segovia

Conoce el entorno

Segovia es una ciudad sorprendente, con estampas de cuento de hadas que te encantará conocer. El Acueducto es su monumento más emblemático, con una iluminación nocturna que alcanza una deslumbrante majestuosidad en la entrada al casco antiguo de la ciudad. Junto a esta joya del arte romano, el Alcázar es el monumento más importante de Segovia. Lo encontrarás dentro de la zona antigua, en un cerro situado entre los ríos Eresma y Clamores. Visita imprescindible requiere también la preciosa Catedral, situada en el centro de la ciudad, y las antiguas murallas medievales que junto a las de Lugo y Ávila son las únicas que se conservan completas.

Las gentes de Segovia, siempre agradables y acogedoras, sus monumentos, y la exquisita gastronomía local son ingredientes suficientes para que aquí te envuelva un ambiente especial.

Qué ver

  • Visitas guiadas
  • Acueducto
  • Alcázar
  • Catedral
  • Iglesias de Vera Cruz
  • Iglesia de San Martín
  • Iglesia de San Millán
  • Monasterio del Parral
  • Riofrío (11 km)
  • La Granja de San Ildefonso (10 km)
  • Iglesia de San Esteban
  • Casa de Moneda

Recomendación del experto

  • De ruta por los castillos
Si eres de los que disfruta recorriendo el pasado e imaginando la época medieval, apunta en tu libro de viaje una ruta por los castillos de la zona, visitando: Coca, Cuéllar, Turégano, Pedraza y Castilnovo.
  • Plan naturaleza
Otra excursión que no debes perderte si te gustan los entornos naturales es la visita a las Hoces del río Duratón a 65km de distancia. Es un Parque Natural protegido con impresionantes paisajes y varias rutas de senderismo para que puedas disfrutar de un increíble día al aire libre.
  • Visita a La Granja de San Ildefonso
A tan solo 10km del Parador se encuentra uno de los lugares con más encanto de la zona. Te recomendamos un paseo por sus calles, visita al Palacio Real, recorrido por los espléndidos jardines (en primavera están preciosos) y el juego de agua en sus fuentes desde junio a septiembre. Ah, y no olvides reservar mesa en el restaurante de nuestro Parador de La Granja, ¡donde se comen los judiones más ricos de toda la provincia!