Parador de Lleida, la armonía del tiempo

 

Una fiel restauración creó un espacio mágico en el que conviven la estética de los monasterios españoles y las piezas de diseño más contemporáneas. Un convento, una iglesia convertida en restaurante, un espectacular casco histórico, … Estamos en el Parador de Lleida.

 

Parador de Lleida

 

El parador se encuentra en el Convento del Roser. Su origen se remonta al siglo XVII y está integrado por dos edificaciones: la iglesia y el complejo residencial. Desde allí se distribuyen las 53 habitaciones organizadas en torno a un precioso claustro central de tres pisos de altura, desde el que se accede a la iglesia convertida en restaurante. Es, precisamente, el claustro el corazón del parador. En él se sitúa la recepción, la cafetería y los salones de reuniones.

 

Parador de Lleida

 

Zonas comunes para disfrutar del entorno y la estancia, salas polivalentes, funcionalidad e historia. Todo esto y mucho más ha logrado Paradores en el corazón de Lleida. Su ubicación y diseño hacen del Parador de Lleida la respuesta perfecta a la cada vez más demandada oferta de turismo interior. Los indudables y destacados valores culturales de la capital leridana quedan realzados, sin duda, con la impecable recuperación del convento.

 

Parador de Lleida

 

La clave del Parador de Lleida es la escrupulosa rehabilitación llevada a cabo por Turespaña. Cerca de quince años de trabajo dieron como fruto un edificio funcional, fiel a la estructura original del convento.

Nada se quedó al azar: espacios amplios y decoración inspirada en el estilo de vida y estética de los monasterios y conventos españoles de los siglos XVI y XVII conviven armoniosamente con las piezas de diseño español más contemporáneos.

 

Parador de Lleida

 

Pasado y actualidad se dan la mano y crean un espacio mágico gracias a la apuesta por los colores naturales, los espacios serenos y los ambientes coquetos y recogidos que se aprecian en este parador nada más cruzar su puerta.

 

Parador de Lleida

 

Latidos de una ciudad moderna

 

Lleida invita a los viajeros a perderse en sus calles y callejuelas. A diez minutos del parador descubrimos, sobre el cerro La Seu Vella, la Catedral Antigua de Lleida, construida en el siglo XIII y desde la que se divisa la ciudad y la planicie de la comarca del Segre.

 

Lleida

 

La catedral nueva, de estilo Barroco con gran tendencia al clasicismo academicista francés, se ubica en pleno eje comercial, frente al antiguo Hospital de Santa María.

Siguiendo nuestro viaje por el tiempo, en la segunda mitad del siglo XII, la Orden del Temple alzó un complejo conventual en la estratégica colina de Gardeny. Fue el origen  del castillo de Gardeny, que forma parte de la ruta templaria Domus Templi.

 

Lleida

Emblema de la ciudad es el Palacio de la Paeria, sede del Gobierno Municipal de la ciudad. Es un edificio de doble fachada: la de estilo Románico civil da a la Plaza Paeria, y  la otra, de estilo neoclásico y remodelación neomedieval, al río Segre. Es, sin duda, la obra más representativa de la arquitectura civil Románica en Lleida, también es una de las construcciones monumentales más emblemáticas de Catalunya.

Como en buena parte de Catalunya, el modernismo recaló con fuerza en Lleida. Muchas de estas construcciones han sido objeto de recientes restauraciones que les han devuelto el esplendor original: Teatro Municipal del Escorxador, Casa Melcior, Casa Morera, Casa magí Llorens, Cases de Balasch, Casa Bergós, Casa Xam-mar, Casa Baró… bien merecen una visita.

 

Claustro de la catedral de Lleida.

 Claustro de la catedral de Lleida.

 

Seguimos viaje. La naturaleza está presente y cercana en el Arboreum Dr. Pius Font y Quer. Un inmenso jardín botánico de más de siete hectáreas, con 18 espacios, representando, cada uno de ellos, una zona del planeta.

Si de paso queremos pasear, hacer deporte u observar la fauna y la flora, el lugar perfecto es La Mitjana, sorprendente área natural que se extiende por el límite de la ciudad donde el agua es la protagonista. Lleida, con 3,5 kilómetros posee el eje comercial más largo de Europa. Más de 450 establecimientos se agolpan en una amplia zona peatonal diseminada por varias calles de la ciudad. ¿Te apuntas a descubrir Lleida?

 

Autor: Marián García

Fotos: Paradores y Shutterstock