Cocina cervantina en el Parador de Alcalá con un menú de inspiración quijotesca

El Parador de Alcalá de Henares se suma un año más a las Jornadas Gastronómicas Cervantinas, una iniciativa de los restaurantes de Alcalá Gastronómica que este 2021 cumplen veinticinco ediciones. Un evento a en el que desde la primera edición los restauradores complutenses no han dejado de sacar platos en esta cita que fusiona dos tiempos, la época de Miguel de Cervantes y nuestro presente. Cientos de propuestas y recetas han surgido de esta iniciativa y han alimentado así la exitosa gastronomía de Alcalá de Henares que es ya todo un referente en la ciudad donde nació el escritor.

 

cartel jornadas cervantinas

 

Inspirándose en la cocina del Siglo de Oro y en las recetas de la novela más insigne del escritor, El Quijote, el Parador complutense vuelve a sorprender con un menú degustación promocional muy especial del que se puede disfrutar del 11 al 17 de octubre.

Las Jornadas Gastronómicas Cervantinas nos traen, como señala José Valdearcos, director de Comidas y Bebidas del Parador alcalaíno y presidente de Alcalá Gastronómica Fomentur, “recetas del pasado que respetan el presente y nos avanzan al futuro”. Al menos esta es “la interpretación que los restaurantes de Alcalá Gastronómica – Fomentur hacemos de los platos que extraemos de las despensas del Quijote”.

La gastronomía cervantina ha llevado su popularidad hasta nuestros días. No es para menos, la principal obra de Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, está llena de citas y referencias a las comidas de la época. Desde Alcalá Gastronómica, su presidente, José Valdearcos la define como: “una cocina recia, con fuerza, con múltiples variaciones en sus composiciones; diferenciada, por un lado, por las inmensas llanuras donde predomina, desde hace siglos, una comida de pastores que a pesar del paso del tiempo prevalece ante distintos cambios sociales y, por otro lado, por lo mejor de los riachuelos, valles y montañas”.

 

Entretenimientos Alcalá

Entretenimientos.

Desde el segundo párrafo, en el primer capítulo del Quijote, la gastronomía está presente en la novela. “…Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos” es lo que reza al principio de la novela y era lo que se comía en los tiempos en los que el Ingenioso Hidalgo libraba sus batallas.

El yantar de la propuesta diseñada por el chef Luis Carlos García y José Valdearcos, director de Comidas y Bebidas del Parador, arranca con los ya clásicos entretenimientos, unos populares aperitivos compuestos en esta ocasión por migas crujientes con huevo asado de codorniz, croqueta de gachas, sopa boba alcalaína, cremoso de olla podrida y terrina de asadillo manchego con sardinillas.

 

Tiznao de bacalo con pilpil de azafrán

Tiznao de bacalao con pilpil de azafrán.

Para el siguiente pase, de la maragatería han apostado por un clásico protagonizado por bacalao, uno de los pescados por excelencia de la época en las cocinas del interior gracias a su conservación en salazón y su acarreo por los arrieros: el tiznao de bacalao, que se acompaña de pilpil de azafrán.

 

Perdiz estofada sobre guiso de uvas

Perdiz estofada sobre guiso de uvas.

El yantar continúa con una otoñal perdiz estofada sobre guiso de uvas para concluir con los tradicionales "fritos de sartén, ya que la dulcería también ocupa un apartado importante en la cocina del Siglo de Oro. Dulces que salieron de los conventos alcalaínos y que hoy nos ofrecen diversidades típicas de la época. El Parador ofrece una selección con flor manchega, leche frita y pestiños servidos sobre manjar blanco.

 

Fritos de sartén

Fritos de sartén.

 

El menú, que está armonizado con Alidis Tinto Roble D.O. Ribera del Duero, cuesta 45 euros por persona e incluye además café e infusiones acompañados de rocas de chocolate. Las reservas en el correo electrónico alcala@parador.es y en el teléfono 91 888 03 30.

 

Reserva mesa