#PlanazosParadores: escapada de 3 días a Sigüenza

 ¿Te gustaría pasar un fin de semana en un imponente castillo del siglo XII? Y lo mejor… ¿A tan sólo 1 hora y media de Madrid? Si tu respuesta es afirmativa tenemos la escapada perfecta  para ti ¡al Parador de Sigüenza!

Instalado en una alcazaba árabe y edificado sobre un asentamiento romano, es el lugar ideal para respirar aire puro rodeado de tradición y leyenda.

Parador de Sigüenza

¿Preparado para descubrir el plan? ¡Pues adelante!

Día 1: descubre Sigüenza

Nada más llegar al Parador te aconsejamos que dejes tu equipaje y te dispongas a descubrir la preciosa villa de Sigüenza.  Pasea por sus barrios históricos y descubre: la Travesaña medieval (donde se encuentra la Catedral) y el barrio barroco de San Roque (muy importante por su ermita).

Al finalizar la visita recupera las fuerzas perdidas en el restaurante del Parador. Allí te espera un señorial y elegante comedor de piedra donde podrás disfrutar del mejor sabor castellano y manchego. Entre sus especialidades te recomendamos: las migas pastoriles con huevo y torreznos, el cabrito asado al estilo medieval, el lomito de ciervo asado con manzana glaseada y salsa de frambuesa o el bacalao al estilo de trijueque.

Parador de Sigüenza restaurante

Día 2: conoce el entorno

Alrededor de Sigüenza encontrarás multitud de típicos pueblecitos castellanos que no te puedes perder. Entre todos ellos te animamos a que visites:

  • Atienza: Este pueblo, a 31 kilómetros del Parador, está repleto de historia y arte entre sus románticas callejuelas. La Playa del Ayuntamiento, el Arco de Arrebatacapas, la antigua Casa del Cabildo, la Iglesia de San Juan del Mercado o la Iglesia de la Santísima Trinidad son sólo una muestra de los maravillosos monumentos con los que cuenta el pueblo.
  • Medinaceli: Es uno de esos pueblos que mantiene, sin apenas alteraciones, su aspecto señorial de siglos pasados. Entre sus monumentos más destacados no te puedes ir sin ver: la Colegiata de Ntra. Sra. de la Asunción y el Arco romano.
  • Santa María de Huerta: Y por último visita el Monasterio Cisterciense de Santa María de Huerta. Una manifestación maravillosa del retorno a la arquitectura de sobria espiritualidad.

Día 3: disfruta de la naturaleza

¡Y el último día de la escapada llegó! Pero para que no te vayas con mal sabor de boca te aconsejamos que disfrutes de un día en el campo visitando el Parque Natural del Río Dulce o el Hayedo de la Tejeda Negra. Ambas opciones son ideales, y aún más si tienes niños. ¡Los más peques disfrutarán un montón de juegos al aire libre!

Parador de Sigüenza

Y como siempre, te dejamos un mapa para que te ubiques a lo largo de tu escapada y puedas organizar tus rutas desde el Parador de Sigüenza.


Y a tu regreso no olvides aprovechar tu bono Un alto en el camino y para disfrutar de la gastronomía de Paradores en nuestros restaurantes a un precio muy especial.

Nosotros te recomendamos visitar el Parador de Alcalá de Henares (si es que regresas hacia Madrid), Cardona (si vas camino de Barcelona)  o, por ejemplo,  León (si el camino de regreso te lleva hacia la costa cantábrica). En cualquier caso recuerda que, sea cual sea tu destino de regreso, seguro que encuentras algún Parador en el que hacer ese alto en el camino para disfrutar de la buena mesa de los restaurantes de Paradores.