“El Parador de León es un sitio inolvidable. Allí han tenido lugar algunos de los momentos más importantes de mi vida”

Jesús Vidal

Actor

 

Nunca el nombre de un premio fue más descriptivo. El flamante ganador del Goya al Mejor Actor Revelación sorprendió y se reveló, en un discurso de agradecimiento que nadie olvidará. Es uno de los motores que ha hecho de Campeones, la última cinta de Javier Fesser, la película para revisitar o visitar (en el caso de haberse perdido esta maravilla). Todo un guerrero que ha hecho de sus limitaciones físicas una anécdota y una lección viviente para gritarle al mundo que los sueños se cumplen.
 
 
Jesús Vidal, actor de Campeones.

 

Ha recibido muchísimo cariño desde que recibió su Goya al Actor Revelación. ¿Cómo está lidiando con esta ola de popularidad?

La estoy llevando muy bien. Por un lado, es la consecuencia de recibir un premio muy importante que significa tanto mi reconocimiento a nivel artístico, como el reconocimiento al valor artístico de las personas con discapacidad. Estoy muy contento. Respecto al cariño también, la verdad, porque me ha llenado de orgullo recibir tanto calor por parte de todo el mundo.

En su discurso habló de diversidad, de inclusión y de visibilidad de las personas con diferentes discapacidades. Parece que estas palabras están cuajando en la sociedad…

De momento parece que sí. Es bonito ver cómo se empieza a reconocer el talento de las personas con discapacidad. A mí me gusta más hablar de “personas con diferencia”. Los premios de Campeones han ahondado más en este reconocimiento.

Ya podemos decir sin rubor que Campeones ha hecho historia. ¿Usted de verdad se esperaba el éxito de esta película? ¿Se lo veía venir?

A ver…  Yo me esperaba que la película iba a ir bien. Una vez que la ves tú y ves la respuesta de la gente y las asociaciones en los primeros pases, piensas que es una película redonda. Lo demás, todo ese éxito tan grande, llega cuando tiene que llegar. ¡Y bienvenido sea!

 

“No me considero mejor persona por no ver, solo he tenido que superar obstáculos como todo el mundo”

 

¿Qué tal llevó trabajar a las órdenes de Javier Fesser? Da la impresión de que se vivió un buen ambiente en el rodaje…

Fue un rodaje maravilloso y muy exigente. Estábamos haciendo una obra de arte de mucha calidad. Obviamente, para hacer una película como Campeones hay que trabajar mucho, pero es innegable que fue muy bonito.

Usted es hombre de teatro, venía de esta disciplina. ¿Cómo fue su adaptación como actor?

Tanto el teatro como el cine tienen una base común, que es el trabajo del personaje. Lo demás, gracias al equipo de coaching y a la labor de Javier Fesser, no fue un salto abrupto. Me facilitaron un tránsito suave.

Cuando entró Campeones, usted tenía ya tenía una carrera teatral. Ahora se le abren las puertas del cine de par en par… ¿Ha tomado alguna decisión de futuro estos días?

Evidentemente, quiero compaginar teatro y cine. Quiero seguir haciendo teatro, porque me encanta, y también, como dije en el discurso, quiero que mi amor con el cine siga adelante. También me gustaría probar algún formato nuevo, como las series.

Usted es filólogo y además ejerció como periodista. ¿Qué le dio el teatro para que decidiera decantarse por ahí?

Escogí mi carrera, Filología Hispánica, pensando en que iba a hacer literatura o algo relacionado con las artes. Era la licenciatura que me permitía tener asignaturas más relacionadas con el teatro. A partir de ahí, uno toma otros caminos, pero teniendo una trayectoria como actor amateur detrás. Llegó el momento en que me planteé hacer de esa vocación una profesión.

¿Tiene constancia del minuto uno de esa decisión?

Cuando estaba terminando mis estudios, en uno de los proyectos de fin de carrera, tuve un encuentro maravilloso con un texto increíble de una dramaturga inglesa, Sarah Kane. A partir de ese encuentro, sentí la necesidad de profundizar más en la actuación. Ahí tuve claro que iba a hacer algo en él que iba a poner mucho de mí.

Posee una limitación visual, pero que no afecta en absoluto a su entusiasmo…

Es que yo no lo veo como una limitación, sino como una diferencia. Así como hay gente de diferentes razas y condiciones, hay personas que ven más y personas, como es mi caso, que ven menos. Pienso que cada uno hace todo lo que puede para mejorar su vida. No me considero mejor persona por no ver, solo he tenido que superar obstáculos como todo el mundo. Tampoco creo que las personas que no tienen una discapacidad no hayan tenido que pelear para conseguir sus sueños.

 

 “Servir de ejemplo o inspiración para personas y colectivos me llenaría de orgullo”

 

En cualquier caso, usted nos da la lección de que quien tiene un sueño puede conseguirlo a base de tesón…

Bueno, yo estoy encantado de que lo veáis así. Si sirviera de ejemplo o inspiración para personas y colectivos me llenaría de orgullo.

Usted es de León, una ciudad en la que su Parador es toda una institución…

No sólo he pasado innumerables veces delante del Parador, sino que he estado disfrutando de sus instalaciones. Es un sitio inolvidable. En él han tenido lugar algunos de los momentos más importantes de mi vida.

Firma: Luis Tejedor

Fotos: Editorial MIC