¡Hola, otoño! Cuatro rincones para explorar antes de que llegue el invierno

Se nos escapa el verano entre los dedos y ya es hora de pensar en tu próxima escapada de otoño, sí, esa misma, la que necesitas para coger fuerzas hasta las próximas vacaciones. 

¿Qué te parece un viaje de otoño a lugares con paisajes increíbles? En Paradores tienes más de 90 destinos entre los que elegir y hoy te traemos cuatro que son absolutamente maravillosos en otoño.

Lerma (Burgos)

En esta villa de la provincia de Burgos encontrarás planes perfectos para disfrutar del otoño. En el mismo corazón de este destino de viaje con historia hallarás un palacio ducal que domina el territorio con su majestuosidad. Aquí, en otoño, los alrededores de Lerma te harán disfrutar con los paisajes salpicados de viñedos (el Parador se encuentra en la zona de influencia de la Denominación de Origen de Arlanza y a un paso de la de Ribera del Duero). Imprescindible es una visita a Covarrubias, Silos y Burgos.  

Quiero reservar en el Parador de Lerma

Parador de Lerma

Cervera de Pisuerga (Palencia)

En la Reserva Natural de Fuentes Carrionas se levanta el Parador de Cervera de Pisuerga, un hotel que es un refugio perfecto para una escapada de otoño en la que organizar rutas por la naturaleza. Además, en este punto de la montaña palentina, descubrirás verdaderos tesoros del románico. Imprescindible anotar este destino en tu agenda de viaje otoñal.  

Quiero irme al Parador de Cervera

Vistas Parador de Cervera de Pisuerga

Cazorla (Jaén) 

¿Una escapada al sur fuerta del sofoco del verano? Ahora es un momento perfecto para escaparte a la Sierra de Cazorla, un paraíso natural en el que encontrarás silencio, naturaleza y paisajes únicos.

A unos kilómetros de la ciudad, el Parador se ubica en un paraje único en el que practicar deportes al aire libre.   

Quiero irme al Parador de Cazorla

Cazorla

Vistas de Cazorla 

Bielsa (Huesca)

Este paraíso natural a los pies del Monte Perdido es otro de los destinos que te sugerimos para tu escapada de otoño. Aquí podrás sentir lo que es estar casi casi por encima de las nubes (los días de niebla esta queda por debajo de la línea de visión del Parador). Un lugar único para desconectar, cargar pilas y volver lleno de aire puro para afrontar el invierno en la ciudad. 

Quiero reservar en el Parador de Bielsa

Parador de Bielsa