#PlanazosParadores: de ruta por Albacete

¿Sabías que Albacete es una de las provincias más históricas de Castilla La Mancha? Es uno de esos destinos desconocidos por los viajeros a pesar de que guarda en sus calles numerosas joyas arquitectónicas y una cultura y gastronomía que merece la pena una escapada.

A un paso de esta ciudad, precisamente, encontrarás un hotel en una quinta manchega con todas las comodidades y servicios que son enseña de Paradores. Toma el Parador de Albacete como punto de partida en tu ruta descubriendo esta ciudad.

Parador de Albacete

La industria y las actividades académicas han sido parte del desarrollo de este lugar en el que la Posada del Rosario, del siglo XVI es uno de los lugares que visitar. Es una antigua casa tradicional que combina los estilos gótico, mudéjar y renacentista. Hoy en día es el Centro de Turismo de Albacete así como una biblioteca.

El Pasaje de Lodares es un buen lugar para salir de ruta por Albacete, una antigua galería que en el 1925 tuvo uso tanto comercial como residencial. Sus características modernistas en la arquitectura combinadas con columnas renacentistas dotan de gran belleza este lugar ubicado entre las calles Tinte y Mayor. Aquí tanto locales como viajeros, se dan cita para ir de compras o, simplemente, pasear entre el bullicio.

Pasaje de Lodares, Albacete

(Foto de: Turismo Castilla La Mancha)

Quiero irme al Parador de Albacete

La catedral de Albacete o de San Juan Bautista, es otro de los lugares emblemáticos de la ciudad. Data del siglo XVI aunque no fue hasta el siglo XX cuando estuvo finalmente terminada su construcción. Gracias a este paso de los siglos, gran parte de su encanto reside en la mezcla de estilos que conforman un magnífico edificio que es uno de los símbolos de Albacete.

Catedral de Albacete

(Foto de: Turismo Castilla La Mancha)

Otro de los puntos fuertes de Albacete son sus zonas verdes ¿no los sabías? En la ciudad hay varios parques que, junto al Júcar, ofrecer un entorno natural perfecto para descubrir la parte de naturaleza de este destino de viaje. El Parque Abelardo es uno de esos lugares donde relajarse y desconectar de todo. Allí encontrarás el Museo Arqueológico de Albacete, donde podrás ver restos hallados en la región del Paleolítico y de la Edad Media. Pero hay más, el Parque Lineal así como el Jardín Botánico son dos planes para sentire el contacto con la naturaleza.

Parador de Albacete

Hablando de naturaleza, precisamente el Parador de Albacete está rodeado de ella gracias a su ubicación a 3 kms de la ciudad. Aquí, además de un campo de pitch & putt, podrás disfrutar de su fresca piscina de verano en la que darte un chapuzón refrescante tras un día de turismo por la ciudad.

Parador de Albacete piscina de verano