Blanco de Blancos 2019 armonizado con tronco de bacalao confitado, hummus de garbanzos y fritada de tomate y encurtidos

La Cuaresma es, según la doctrina católica, un tiempo de conversión marcado por un espíritu de penitencia. Lo que pasa es que España no es un país muy dado a los rigores, por eso ha salpicado esos 40 días con propuestas culinarias que alivian esta purificación del alma dándole gusto al cuerpo.

 

Tronco de bacalao con hummus de garbanzos del Parador de Arcos

 

Al ingenio español, la prohibición de comer carne le pareció una magnífica excusa para inventar maravillosas recetas como los potajes con verdura, dulces y postres llenos de tradición y platos de pescado más que estimables.

Precisamente, los garbanzos con bacalao son un plato de cuchara que aúna en una sola preparación los ingredientes sencillos a los que el saber popular ha sabido extraer sus mejores posibilidades. Desde el Parador de Arcos de la Frontera su chef, José Miguel Pérez Salguero, y, desde la sala, María José Pérez Duque de Estrada, proponen una receta maridada que lleva esa fórmula al siguiente nivel.

 

María José Pérez y José Miguel Pérez

 

Primero, porque usan una parte tan noble del bacalao como el tronco y lo confitan con mimo. Segundo, porque sorprende cómo armoniza con el hummus de garbanzo y el contrapunto agridulce de los encurtidos que redondean este plato. Y si a estas dos razones se le suma una tercera, el producto da como resultado una santísima trinidad de los fogones: el maridaje con todo un Barbadillo Blanco de Blancos. Para saber cómo se elabora el Tronco de bacalao confitado, hummus de garbanzos y fritada de tomate y encurtidos  puedes consultar el post que compartimos el pasado mes de febrero dentro de nuestras recetas de temporada.


Bacalao con hummus de garbanzo

 

Reserva mesa en el Parador de Arcos

 

Barbadillo Blanco de Blancos 2019

Vino de la Tierra de Cádiz de Bodegas Barbadillo, Blanco de Blancos 2019 es un coupage de tres variedades de uva en el que predomina la Sauvignon Blanc y se completa con un pequeño porcentaje de Verdejo y Moscato.


La Sauvignon Blanc se caracteriza por su eterna elegancia con notas de fruta persistente y fresca. Las otras dos variedades le aportan expresión de frescor, agilidad y franqueza en boca con buena amplitud y persistencia.

 

Copa de Blanco de Blancos


Visualmente tiene un color amarillo con reflejos pajizos.

En nariz, su intensa expresión aromática es la suma de notas de fruta tropical como maracuyá, piña y recuerdos a hierba recién cortada.

En boca, notas de mineralidad y fruta blanca. Entrada con marcados cítricos mezclados con fruta blanca y toques dulces. Es fresco y suave, tiene cierto volumen, es alegre y, al mismo tiempo, sobrio y elegante. Gran persistencia y buen equilibrio.

Su temperatura de servicio ideal es entre 8 y 10º y marida excelentemente con guisos de pescados, pescado de roca y azules, tanto cocinados como marinados.

 

Blanco de Blancos