Lugares para escaparse: la Vera en Extremadura

Ubicado a los pies de la Sierra de Gredos, en el norte de la provincia de Cáceres, la comarca extremeña de La Vera es mundialmente famosa por su belleza natural y su excepcional gastronomía. La Vera guarda antiguas ruinas romanas, está a un paso de la maravilla del Parque Nacional de Monfragüe y conserva el monasterio de Yuste o la ciudad monumental de Plasencia, un lugar donde podrás alojarte en uno de nuestros hoteles con encanto en edificios con historia. Y, a 50 km de Plasencia, encontrarás Jarandilla de la Vera, destino gastronómico para saborear.

Parador de Jarandilla

Una gran escapada

La Vera es un destino para disfrutones de la naturaleza en una tierra bañada por el Tiétar, cascadas, bosquecillos y el encanto de estar al cobijo de la Sierra de Gredos harán que sientas que estás como en un cuento de hadas. Además del de Plasencia, en Jarandilla de la Vera encontrarás otro de nuestros hoteles con encanto. El de Jarandilla es un Parador en un antiguo castillo palacio en el que se alojó en su día el emperador Carlos V. Con sus torres, sus vistas espectaculares y sus naranjos,  este lugar se convirtió durante varios meses en el lugar de estancia de su Alteza Imperial.

Quiero irme al Parador de Jarandilla de la Vera

Parador de Jarandilla de la Vera

Jarandilla te servirá como base para explorar los alrededores: el puente romano, el Parque Nacional de Monfragüe o el Monasterio de Yuste, al que Carlos V se retiró en sus últimos años de vida

La tierra del pimentón

Más allá de la naturaleza y las maravillas culturales, La Vera tiene fama mundial por el pimentó, un elemento esencial en la gastronomía de la zona, como podrás comprobar en el restaurante del Parador de Jarandilla de la Vera.

El pimentón de la Vera, condimento con Denominación de Origen, está elaborado a partir de la molienda de pimientos rojos seleccionados para someterse a un proceso de secado a partir del que obtener el polvo rojo con el que se aderezan los platos. La lenta deshidratación de los pimientos se prolonga durante 15 días. 

Porque las patatas revolconas no serían así sin este condimento. En el restaurante del Parador de Jarandilla encontrarás muchos platos en los que el pimentón es protagonista, es, en definitiva un destino gastronómico para saborear.

Patatas revolconas Jarandilla de la Vera