Planes divertidos para los más pequeños en Paradores

¿Estás buscando un plan familiar para las vacaciones de verano? ¿Quieres que sea un sitio especial y que también tenga planes para los más pequeños de la casa? En Paradores te ofrecemos opciones por toda la geografía española para que los niños disfruten al máximo de las vacaciones en familia.

 

Piscina infantil

 

El Parador de Cangas de Onís es un lugar ideal para viajar con los más pequeños. Además del lugar en el que se encuentra, en plena naturaleza de los Picos de Europa, el Parador cuenta con varias actividades con las que podrán conocer de primera mano las costumbres, la flora y la fauna de la comarca. A través del programa Naturaleza para los Sentidos podrán conocer de primera mano el pastoreo de las ovejas xaldas con perros pastores, adentrarse en la ruta de Pepín y visitar una granja o conocer una explotación ganadera y dar de comer a los terneros. Además, para los más intrépidos, tienen un cuadernillo de actividades para que jueguen a detectives y busquen plantas y animales autóctonos en el entorno del Parador.

 

Actividad con ovejas xaldas de Naturaleza para los Sentidos

 

Si buscas un hotel que tenga un plan dedicado especialmente para los más pequeños, el Parador de Mojácar cuenta con un miniclub para que puedan disfrutar de un rato divertido. Los niños de 4 a 12 años pueden asistir cualquier día de lunes a sábado, desde las 11:00h y hasta las 15:00h. Hacen diferentes actividades adaptadas al número y edad de los niños que asistan, como karaoke, juegos musicales, pintacaras, taller de manualidades o sesión de cine.

 

Pintacaras infantil

 

Además, si tus hijos son fans de Harry Potter, en el Parador de Zafra tienen una actividad dedicada al mago más famoso de la literatura infantil. Los días 6 y 13 de agosto se celebra “Harry Potter en el castillo”, que incluirá juegos de cartas, el pañuelo o la búsqueda del tesoro.

 

Niños disfrazados de Harry Potter

 

Para los amantes de los árboles y las plantas, el Parador de Chinchón ofrece una yincana botánica. Los más pequeños tendrán que ser muy observadores y completar una serie de pruebas fijándose en los árboles frutales del jardín y el huerto del Parador.