Óscar Quintana: "Me gustan los vinos que desprenden sentimientos"

“Me gustan los vinos que me emocionan, desprendan sentimientos,  me creen experiencias….y esto depende de con quién lo compartas, la familia, los amigos, profesionales”  Así habla del mundo del vino Óscar Quintana, del Parador de León y uno de los tres sumilleres que demostró su valía el pasado 21 de enero en la semifinal de la Nariz de Oro que acogió el Parador de Santiago de Compostela. Junto a Eva Pizarro, del restaurante Acio (en Santiago) y José Luis Aragunde, de la vinoteca Ribeira de Fefiñáns (en Cambados), Quintana se hizo con el pase a la final de uno de los certámenes más representativos del panorama enológico con el reconocimiento de "Mejor sumiller de la convocatoria".

Óscar Quintana, sumilller

Quintana demostró su dominio reconociendo en copa negra el Tempranillo 2012 de Vinos Azpilicueta, guiándose tan solo por su nariz y la memoria de lo aprendido en los últimos años.

¿Cómo llega uno a ser uno de los mejores sumilleres de España?

Óscar Quintana nos cuenta la clave: “Todo lo que sea formación, estar en contacto y rodeado de personas, proyectos, actividades…, relacionadas con esto, nos hace enriquecernos y desarrollar de manera más eficaz nuestro trabajo; que no es otro que vender experiencias, sentimientos, emociones….” Por cierto que, con modestia reconoce que “no pensaba en ganar, simplemente en aprender un poquito más cada día”.

Su paso por el Parador de Olite le acercó en un primer momento al mundo del vino como profesional, ese primer contacto con las bodegas de la zona en un lugar en el que además cuentan con su propio Museo del Vino de Navarra hizo que ya no pudiera abandonar el interés y le fue “enganchado” como él mismo confiesa. De ahí a Santo Domingo de la Calzada, tierra de vinos de Rioja y…en fin, un camino sin retorno de pasión por la sumillería.

Y, hablando de vinos, ¿cuáles son sus preferidos? Tiene muchos pero destaca el Alabaster (Toro), Aalto PS (Ribera del Duero), Contador (Rioja), Moncerbal (Bierzo) y, de los vinos de Galicia, lugar donde se celebró la semifinal, apunta a “las señas de identidad propias, características y peculiaridades de cada zona de producción, esperemos que no se pierdan y evolucionen en calidad y excelencia. Me sorprenden y encantan mucho los vinos de Valdeorras, Monterrei, Ribeira Sacra…y algunas elaboraciones de Ribeiro y la albariño de Rías Baixas”. Vinos que, por cierto, en algunos casos han dejado de ser los grandes desconocidos para hacerse un hueco destacado en el panorama nacional e internacional.

En este sentido Quintana lamenta que en España haya descendido tanto el consumo de vino, siendo uno de los principales productores a nivel internacional con “consumos históricos mínimos”. Y ¿cómo poner freno a esta situación? “hay que hacer que la cultura del vino llegue a todas las jerarquías de la sociedad, especialmente a las nuevas generaciones;  que se transmita de un modo fácil, sencillo, cercano, haciéndolo alcanzable a todos los bolsillos y  potenciando las ventajas saludables que ofrece el vino”, así, con la seguridad de ser uno de los mejores sumilleres de España Óscar, Quintana nos da las algunas claves para hacer frente a esta situación. 

Parador de Santiago de Compostela, semifinal la Nariz de Oro 2014