#PlanazosParadores: escapada de tres días a Salamanca

Salamanca, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las ciudades más bellas de España, con historia, cultura, arquitectura impresionante y sobre todo mucha vida nocturna ya que es la ciudad universitaria por excelencia. El Parador de Salamanca, con las mejores vistas del casco momumental, es el lugar perfecto para relajarse y descansar, sobre todo en verano ya que en sus instalaciones cuenta con una piscina que hará los días más frescos.

Parador de Salmanca

Salamanca tiene mucho que ofrecer así que, aquí van unas sugerencias para tu escapada.

Día 1: Un paseo por el casco histórico

El Parador se encuentra a 10 minutos paseando, por lo que puedes elegir entre ir andando o coger un taxi (en función de la prisa que tengas por llegar al centro). Lo primero que te recomendamos visitar es la Plaza Mayor, una de las más bonitas de todo España, ya que desde ahí podrás dar un buen paseo para disfrutar de los imprescindibles de Salamanca. Si te gusta visitar todos los momumentos y hacer todas las vistias guiadas una buena opción es la Salamanca Card que te permitirá acceder a los lugares turísticos principales además de poder beneficiarte de descuentos. Ah, ¡con esta tarjeta evitarás las colas!

No debes perderte:

  • La catedral y subir a las torres medievales
  • La universidad, donde te animamos a que busque la imagen de la famosa rana, dicen que si la encuentras, apruebas.
  • La Clerecía otro magnífco mirador
  • La Casa de las Conchas con un precioso claustro
  • El puente romano
  • La Casa Lis, sede del museo de Art Nouveau y Decó 
  • El huerto de Calisto y Melibea
  • El Convento de San Esteban
  • El Convento de las Dueñas

Como seguro que en algún momento querrás hacer una parada para comer, nuestra recomendación que no te pierdas las especialidades de la zona: jamón de Guijuelo, carne de ternera o morucha, lentejas de la Armuña, la chanfaina, los asados... En el restaurante Parador de Salamanca, podrás disfrutar de la mejor comida tradicional con vistas a la catedral. 

Pero el día es muy largo en Salamanca y a medida que se acerca la noche los bares empiezan a llenarse de vida. Encontrarás locales de todos los estilos, incluso algunos con música en directo. 

En Salamanca, la noche se alarga hasta altas horas de la madrugada o hasta que el cuerpo aguante. 

Parador de Salamanca

Día 2: Naturaleza y compras

Tras levantarte, de tal vez una noche movidita, lo mejor es coger fuerzas en el buffet del Parador donde encontrarás un desayunos para todos los gusto. 

Para comenzar bien el día que mejor que coger aire puro y disfrutar del precioso Parque Natural de Arribes del Duero, donde destacamos el pozo de los Humos. Una impresionante cascada de 50 metros de altura que se encuentra entre las localidades de Pereña de la Ribera y Masueco.

Y para por la tarde, te recomendamos que vayas por la calle Toro, saliendo de la Plaza Mayor, para que bajes por la calle más comercial de la ciudad.

Quiero escaparme al Parador de Salamanca

Parador de Salmanca

Día 3: Pueblos históricos

Para el último día tal vez quieras visitar algunos de los pueblos con encanto de los alrededores como:

  • Ledesma a poco más de media hora de distancia,
  • La Alberca a una hora en coche encontrarás este municipio declarado Conjunto Histórico
  • Béjar, en la Ruta de la Plata
  • Ciudad Rodrigo a 50 minutos de distancia, es un imprescindible, y ya que estás por la zona merece la pena quedarse una noche (Parador de Ciudad Rodrigo). Una ciudad llena de cultura y monumentos históricos. 

Ven y descubre qué es lo que más te gusta de Salamanca!

Quiero escaparme al Parador de Salamanca

Para que te sea más fácil orientarte aquí tienes un mapa.