El botillo reina hasta abril en la carta del Parador de Villafranca del Bierzo

Tras un año 2020 en el que se tuvieron que interrumpir a mitad de campaña y el 2021 que no se pudieron realizar, el Consejo Regulador de la IGP  Botillo del Bierzo retoma este 2022 las jornadas gastronómicas post carnavaleras “Las tentaciones del Rey”. Una actividad promocional que alcanza su sexta edición y que implica activamente a los restaurantes de la prolífica comarca leonesa en esta cita de exaltación de las joyas gastronómicas de la comarca por excelencia.

Un total de 26 establecimientos ofrecen desde el 4 de marzo hasta el 3 de abril menús especiales en el que, al menos el plato principal, esté protagonizado por este peculiar embutido entre cuyos principales ingredientes se encuentran la costilla y el rabo de cerdo adobados.

 

Jornadas del Botillo

 

La tradición cuenta que el primer botillo del año se consumía en las fiestas navideñas y el último el martes de carnaval, en una fiesta antes de la entrada en la Cuaresma. La idea es iniciar esta actividad promocional una vez pasado el carnaval y mantenerlo hasta la llegada de la Semana Santa, para desestacionalizar su consumo y poner en valor este producto como elemento dinamizador de la actividad de los restaurantes durante todo el año y como uno de los actores principales y más importantes del turismo, gastronómico y cultural, del Bierzo.


Como no podía ser de otra manera dada la apuesta de la cadena hotelera pública por la cocina regional y de cercanía, el botillo forma parte habitualmente en la carta del Parador como una de sus especialidades servido con cachelos y repollo. Ahora, con motivo de "Las Tentaciones del Rey" se oferta dentro de un menú cerrado al precio de 32 euros por persona. Una comida que puede salir gratis, ya que a todos los comensales que participen en las jornadas se le entregará un rasca entre los que se esconderán 15 menús individuales gratis.

 

Botillo Villafranca

 

El "monarca gastronómico" llega a la mesa guarnicionado con garbanzos, repollo y chorizo. Como antesala se sirve otro clásico del Parador, una reconfortante sopa de trucha al estilo de León con huevo asado, un primer plato que toma el relevo a propuestas de ediciones anteriores como ensalada de panceta, queso de cabra y frutos secos con vinagreta de mostaza o la crema de grelos con papada a baja temperatura. Y para rematar, como postre, un helado de castañas del Bierzo M.G. y crema de higo zoupeiro. Todo ello armonizado con vino de la D.O. Bierzo, agua mineral, café e infusiones.

El menú está disponible de lunes a domingo en servicio de almuerzos y conviene reservar en el 987 54 01 75 o a través del correo electrónico villafranca@parador.es