Tras los pasos de Roma en el Parador de Mérida

Cada verano desde hace más 60 años Mérida se convierte, junto a Almagro, en uno de los destinos obligados para todos los que buscáis un plan de escapada que aúne relax, gastronomía, turismo y ¡cultura!

Durante los meses de julio y agosto asistir a una representación en un antiguo teatro romano de la antigua Emérita Augusta es algo que merece la pena vivir una vez en la vida. Cada año durante estos dos meses miles de personas se acercan a esta localidad para disfrutar de las representaciones del Teatro Clásico. Este año aún estás a tiempo para vivir lo que se siente asistiendo a una representación bajo las estrellas.

Si te animas a escaparte a Mérida tienes muchas más cosas que descubrir. Alójate en el Parador de Mérida y apúntate a las visitas guiadas que salen desde este convento del siglo XVIII. Un guía os llevará por los lugares más destacados de la Historia de esta antigua población romana: el Arco Trajano, el Templo de Diana, el Pórtico del Foro, el teatro y el anfiteatro así como la cripta de Santa Eulalia. Un par de horas de visita guiada para conocer los rincones de Mérida con todo lujo de detalles.

Mérida

El recorrido se cierra en el punto de origen, donde el Parador sirve un cóctel con vino especiado o cerveza bien fresquita, acompañados de bandejitas de quesos y croquetas recién hechas. Disfruta del ágape en el maravilloso claustro interior y, una recomendación: fíjate bien en las columnas y en las distintas inscripciones que aún se conservan en ellas… ¡una maravilla!

Parador de Mérida

Después de este aperitivo te recomendamos un baño refrescante en su coqueta piscina, sécate al sol en una de sus cómodas hamacas y prepárate para degustar las delicias que sirven en el restaurante. Tanto platos contundentes como entrantes variados para compartir harán las delicias de los que buscáis un destino gastro en vuestras escapadas. 

 

Reservo ya en el Parador de Mérida